Pollo a la florentina

Exquisito pollo jugoso preparado con espinacas y una rica salsa de queso con jugo de limón.

Plato Principal
2 horas
8 Porciones

Ingredientes

2 kilogramos de Pechugas de pollo

1 Paquete de espinacas

2 cucharas de Aceite vegetal

1 Cebolla blanca

3 Dientes de ajo

1 ½ taza de Agua

1 ½ taza de Caldo de pollo

250 gramos de Nata

1 Limón

1 cucharilla de Ralladura de limón

200 gramos de Jamón de cerdo ahumado

150 gramos de Queso parmesano rallado

1 pizca de Sal

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : En un sartén se coloca un poco de aceite y se calienta; luego se añaden las espinacas y se revuelven durante 3 minutos a fuego medio.

Paso 2 : Una vez reducidas las espinacas, se retiran y se colocan en un colador, se presionan con una cuchara para escurrir el líquido y se dejan reposar a un lado.

Paso 3 : En el mismo sartén, se agrega una cucharada de aceite y se colocan las pechugas de pollo sazonadas con sal y pimienta.

Paso 4 : Se doran de 5 a 7 minutos por ambos lados.

Paso 5 : Posteriormente, se añade cebolla y ajo picados, seguidos de 1 1/4 tazas de agua, 1 1/4 taza de caldo de pollo, 1 taza de nata para montar y 1/2 taza de jamón picado en cuadritos.

Paso 6 : Se deja cocinar a fuego medio o bajo por 15 minutos.

Paso 7 : Una vez cocido el pollo, se retira y se deja reducir la salsa a la mitad, aproximadamente 10 minutos más.

Paso 8 : Después de apagar el fuego, se retira la salsa del sartén y se le añade queso parmesano, una cucharadita de jugo de limón y una cucharadita de ralladura de limón.

Paso 9 : Se corta el pollo en trozos, se coloca en un molde, se añaden las espinacas por encima y se cubre con la salsa.

Paso 10 : Finalmente, se espolvorea el queso parmesano restante y se hornea hasta que dore.

Paso 11 : Una vez listo, se sirve y disfruta.