Deditos de queso o mortadela

Los deditos de queso o mortadela son envueltos con masa y fritos hasta que estén dorados y son el aperitivo perfecto para fiestas y reuniones de todo tipo.

Entradas
30 minutos
6 Porciones

Ingredientes

1 libra de Harina

1 cuchara de Sal

2 cucharas de Azúcar

1 taza de Mantequilla

½ libra de Queso o mortadela

1 taza de Agua

Aceite vegetal para freír

Preparación

Paso 1 : En un recipiente grande, se prepara la masa con la harina, la sal, el azúcar y la mantequilla.

Paso 2 : Se unen y mezclan bien los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

Paso 3 : Luego, se agrega agua fría y se amasa hasta lograr una textura no pegajosa y compacta.

Paso 4 : Se extiende la masa con un mazo sobre una superficie plana, limpia y previamente enharinada, hasta alcanzar unos 3 mm de grosor, y se corta en tiras de aproximadamente 2 cm.

Paso 5 : Una vez lista la masa, se corta el queso o la mortadela.

Paso 6 : Si se utiliza queso, se recomienda emplear uno blanco, duro y de sabor salado.

Paso 7 : Se toma un trozo de queso o mortadela y se envuelve con la masa dándole forma de tornillo o espiral, asegurándose de cubrir completamente el relleno.

Paso 8 : Se fríen las espirales en una sartén con aceite muy caliente hasta que la masa esté dorada, controlando el fuego para evitar que se quemen demasiado rápido.

Paso 9 : Finalmente, se colocan sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite antes de servir.