Sus inicios

La llegada de los colonizadores a América representó el inicio de una época un tanto oscura para la historia de la humanidad.

Sin embargo, si nos enfocamos en las cosas buenas, no podemos evitar que se nos venga a la mente las ventajosas fusiones culturales que se formaron. Y en esas cosas positivas, se halla la adición de ingredientes gastronómicos.

Estando entre dichos elementos, los huevos, la leche, y muy especialmente, la carne en sus distintos tipos.

Especulándose que la hornada, aunque sea un plato reconocido como típico de Ecuador proviene de una técnica culinaria europea.

Pero para entrar mejor en contexto, debemos trasladarnos hacia el siglo XVI, cuando traen los cerdos y su carne a América, momento que sería el primer paso para la creación del plato.

No obstante, no es hasta el siglo XVII cuando verdaderamente se comienza a preparar la carne del cerdo, usando para ello los hornos de leña. Esto, porque se basaron en el cochinillo, una receta de cerdo al horno.

Información adicional

Aunque al inicio solo era preparado en leña, con el paso de los años se extendió la alternativa de usar las parrillas con carbón.

Un acompañante constante del plato son los llapingachos.

Existen dos variantes conocidas de la hornada: la primera, nos indica que se acompaña la carne con ají, pimentón, cebolla, y una bebida fría para amenizar.

Mientras que la segunda implica una hornada un poco más fuerte, donde además de la carne, contiene aguacate, lechuga, huevo, mote y es acompañado con yuca o frijoles.