Historia del plato

Su historia está dividida en dos partes. Estando la primera de ellas, conformada por los datos más importantes sobre el maíz; enfatizando que se trata de un cultivo extremadamente antiguo.

Y que, según distintos registros, era consumido y empleado para diversos rituales durante el imperio inca, desde hace aproximadamente 7000 años. ¿Verdad que es sorprendente?

Mientras en su segunda parte, se encarga de hacer mención al plato propiamente dicho, el cual fue elaborado por primera vez, durante la época colonial, cuando los europeos llegaron a América.

Momento en el cual, el tipo de maíz utilizado para el plato ya era un hito en su gastronomía, y al mezclarse con ingredientes del viejo continente, como la carne, se originó un plato que revolucionaría el arte gastronómico de varios países, incluido al Ecuador.

¿Sabías que...?

El mote pillo es consumido tanto en horas de desayuno, como de almuerzo. Siendo indispensable en reuniones familiares.

Este plato tiene como base el maíz y el huevo, el cual se cocina con aceite o manteca de cerdo, pero también se suele acompañar de cebolla, leche, achiote y queso.

Este platillo cuenta con dos versiones muy famosas: la dulce que lleva como acompañante leche y quesillo; y la sopa de mote pillo, que se prepara con cebolla, ají, pimentón, papa y cómo no, el famoso mote pillo.

En idioma quechua, el mote pillo significa «grano cocido», y no sólo cuenta con una larga historia detrás, sino que también se considera un alimento muy saludable, al ser rico en magnesio, hierro, fibra, fósforo y calcio.