Historia del plato

Este elemento gastronómico es muy «escurridizo» en las líneas del tiempo, pues no se tiene una fecha específica que explique su creación.

Aun así, ciertos historiadores indican que el plato nacería aproximadamente en el siglo XV, aunque hay quienes creen que vendría preparándose un poco antes, o que, a lo sumo, se trataba de un prototipo de lo que hoy se conoce como churrasco.

Pero de lo que sí hay certeza, es que se elaboró por primera vez en regiones de Chile y Argentina. Presentando como protagonistas a los europeos, quienes trajeron al continente la carne de vacuno y el ganado.

 Siendo gracias a esto, que los nativos idearon distintos platos, y justo es de aquí cuando un buen día saldría el churrasco ecuatoriano, que gustó tanto a los colonizadores, que se convirtió en uno de los alimentos más frecuentemente preparados en regiones de Portugal y España.

¿Deseas saber más?

Contrario a lo que se crearía, el Churrasco no sólo es preparado en Ecuador, sino que también es apreciado por otros países que, si bien no lo cuentan como sus platos típicos, lo tienen presente en ciertas reuniones sociales.

Por ejemplo, en Colombia, este plato es muy bien visto. Elaborándolo con el clásico filete, que se sazona junto a un poco de vinagre, perejil, aceite, cebolla y ají.

Mientras en tierras rioplatenses como Argentina, también se prepara con cualquier tipo de carne, y además de la cebolla se suele acompañar con chimichurri.

Por otro lado, en México se prepara un churrasco básico, diferenciándose del ecuatoriano solo porque se sirve junto a un poco de guacamole.

Y finalmente, en tierras chilenas, el churrasco se acompaña con mayonesa, tomate, pan y aguacate.