Historia del condimento

Historiadores interesados en la historia gastronómica americana han hecho distintas investigaciones para desvelar el misterio de la salprieta y su registro antiguo. Existiendo una que se destaca como la absoluta ganadora para muchos, y en esta:

Se afirma que en tiempos precolombinos ya existían siembras y plantaciones de maíz y maní en Manabí, área que pertenece actualmente a territorio ecuatoriano. Cuyas plantaciones y cultivos eran indispensables para la época y los indígenas que habitaban las tribus cercanas a las mismas.

Con ellas se elaboraban diversos alimentos, siendo aquí donde los historiadores dan por sentado que la salprieta pudo haberse originado en este momento de la historia.

Luego los productos se domesticaron y dio pié a la comercialización del maní y maíz, con la salprieta creada, se llega a la idea de que fue expandida por los colonizadores a otros continentes y países.

Características y propiedades

También escrita como sal prieta, la salprieta es un condimento definido como guarnición típica de la gastronomía ecuatoriana, siendo preparada con mayor frecuencia en la provincia de Manabí.

Su nombre se debe a la coloración oscura, una de sus características principales.

Este condimento es elaborado a base de harina de maíz y maní tostado molido, pero también se le puede añadir achiote, cilantro y sal.

Adicionalmente, gracias a sus ingredientes base que son el maíz y el maní, este condimento cuenta con nutrientes, vitaminas y minerales tales como vitamina tipo E, potasio, fósforo, fibra, ácido fólico y antioxidantes.