Es importante saber que este pequeño roedor contiene una carne rica en grasas saludables, debido al bajo contenido de la misma, convirtiéndolo en una de las carnes con mayor proteína, incluso más que el ganado vacuno, además de ser una poderosa fuente de omega 3 y omega 6, que a su vez es capaz de prevenir enfermedades cardiovasculares y refuerza el sistema inmunológico, siendo así, que además de tener un sabor exquisito es beneficiosa para el organismo. 

Existen muchas variedades, pero la más rica de ellas es su versión asada; condimentada con diferentes adobos, sales y cominos que le aportan ese delicioso sabor y que contribuyen a formar esa delicada costra crujiente que lo caracteriza que a su vez, puede ser hecha con hierbas frescas y un contenido bajo de sodio para hacerlo incluso más saludable. Para la guarnición, la opción preferida suelen ser las papas debido a su gran aporte de carbohidratos sanos, pero esto se puede decidir según sea el gusto, debido a que puede ser cualquier tubérculo que se desee, el cual, en muchos casos es la yuca y ¿Por qué no? El uso de huevos sancochados también es muy característico. Si se opta por la papa, la cantidad que se escoja, después de ser lavada y pelada, si se desea, puede ser bañada con aceite de oliva y orégano y un poco de sal del tipo que se prefiera, de este modo son llevadas al horno o también asadas a la parrilla para posteriormente servirse con el delicioso cuy asado, que para una porción de 100gr contiene tan solo 129 kcal ¿Nada mal, cierto? Es increíble que, siendo una carne con un contenido nutricional tan elevado, al mismo tiempo contribuya con el objetivo de tener una dieta saludable y balanceada ¿Te animas?