Este es un postre tradicional de la región costera de Ecuador del que muchos disfrutan cuando visitan las encantadoras playas del meridiano ecuatorial. Placeres que debes probar.

En definitiva, Las cocadas son un caramelo a base de coco muy popular en muchos  países de América Latina. Son golosinas horneadas que se disfrutan a temperatura ambiente y pueden venir en varios sabores y colores con la ayuda de colorantes para alimentos.

El coco juega un importante papel protagonista en muchos platos latinoamericanos, desde los postres dulces hasta las salsas. Y en Ecuador, las cocadas son las más populares.

Aunque la historia de la cocada se remonta a España y al siglo XIX, la adaptación que sufrió en Ecuador la convirtieron en grandes bocadillos, pero también son grandes como postre.

Las cocadas también aparecieron en 1878 en Perú, Colombia, Vanezuela y México, las conservas de coco se venden no solo como dulces artesanales en las tiendas, sino en las calles, en las canastas, en las playas, por hombres o mujeres que las llevan en grandes bandejas de aluminio.

Lo que se añades a las cocadas puede depender de la herencia familiar y la tradición de cada región, pero este dulce es fácil de hacer sin importar dónde estés. No hay impedimento ni recetas mágicas, que impidan obtener una receta rápida y fácil para que puedas probar a hacer cocadas en casa.

Las cocadas vienen en una variedad de colores debido al uso moderno de colorantes alimentarios, sin embargo las variaciones tradicionales son de color marrón dorado, se adornan con almendras, ya sea enteras o picadas.

Hay cientos de recetas de cocadas, desde las típicas bolas duras y dulces hasta las cocadas que tienen la textura cremosa del flan. Otras frutas secas pueden ser añadidas a las cocadas para crear variedad, lo que dará un amplio espectro de colores a las cocadas.